Artículo del Hno. Álvaro Rodríguez Echeverría, FSC.
 Medellín y la praxis pastoral del Papa Francisco son para nosotras/os un impulso para vivir en salida, atentos a las necesidades de los pobres y de nuestros pueblos. Una invitación a partir no de una teoría, unas normas, una doctrina, sino de las personas, de la realidad y del Evangelio. La pobreza de la Iglesia de Medellín y el deseo del Papa de una Iglesia pobre y para los pobres son una llamada a vivir una cultura del encuentro, siempre en salida hacia las periferias.
 

Descarga el documento